Cómo divorciarse sin que a los hijos se les dañe

 La menor manera de evitar el sufrimiento de los hijos, es separándose  amorosamente, es decir muchas veces nos enojamos y culpamos al otro, con la finalidad de no enfrentarnos al dolor de la separación, de la perdida,  un proceso de ésta naturaleza  significa un duelo, si usted es capaz de asumir la responsabilidad que le toca por lo que no funciono en la relación, se separa sin juzgar al otro y es agradecida (o)  porque gracias al otro usted pudo dar vida, entonces  a esos hijos les va bien. Tenga presente que los hijos son la mitad papa y la mitad mama si esa mitad se rechaza o se juzga, en el hijo tiene un efecto muy negativo.

Le doy esta sugerencia que guarda la esencia para que usted no afecta a sus hijos con un divorcio.

Si usted es capaz de pararas frente a sus hijos y mirar a cada uno de ellos a los ojos y les dice las frases siguientes, de manera pausada y sentida.

Querido hijo (a) cuando te miro a los ojos miro a tu papa (mamá) y recuerdo el gran amor con el que te dimos la vida, eso es lo importante lo de mas es historia, siempre seremos tus padres, pase lo que pase siempre ti papa (Mamá) estaremos vinculados atreves de ustedes, aunque nos separemos siempre seremos sus padres.

Tienen el permiso de amar a su padre (madre), tal y cual es ella (el), porque lo que no pudo ser entre nosotros no tiene que ver con ustedes.

Con esta actitud interior le aseguro que les irá mucho mejor a sus hijos, en el proceso.

Anuncios

Como mantenerte sano comiendo delicioso salmón

Los ácidos grasos constituyen la base de la grasa. La grasa es uno de los tres componentes de la comida, junto con los carbohidratos y las proteínas; es la principal forma en la cual la energía es almacenada en nuestro organismo.

Adicionalmente, los ácidos grasos son elementos muy importantes para la estructura molecular de las membranas de nuestro cuerpo.

Existen distintos tipos de ácidos grasos, los de cadena larga están asociados con importantes beneficios para nuestra salud.

Nuestro organismo produce unas sustancias llamadas eicosanoides que cuando forman un ácido graso omega 3 actúan como cardio-protectores, ya que hacen que las arterias y los vasos sanguíneos no se endurezcan. Por lo tanto el Omega 3 inhibe la formación de parte de los procesos que causan la arterioesclerosis (o ateromas) ya que también interviene en la producción en el organismo de colesterol de tipo positivo (el HDL) y esto contribuye a evitar la formación de placas de colesterol en las arterias.

Desde el descubrimiento de la baja insidencia de enfermedades cardiovasculares entre la gente que consume cantidades adecuadas de ácidos grasos Omega 3, cantidad de investigaciones han sido hechas y muchos de los beneficios cardio-protectores han sido atribuidos al DHA.

Entre dichos beneficios encontramos que:
• Baja los niveles de colesterol negativo (VLDL).
• Reduce los triglicéridos en la sangre.
• Disminuye la presión arterial.

Además se ha encotrado que en la mujeres embarazadas ayuda a que tengan menos riesgo de sufrir parto prematuro, menor hipertensión e infecciones. Para el bebé en formación en los primeros años, el obtener DHA de su mamá (en la placenta o por la leche materna) le permitirá desarrollar correctamente su sistema cerebral y visual lo cual se traducirá en una mejor capacidad visual.

Fuentes naturales de obtención del ácido graso omega 3.

Principalmente cierto tipo de peces de aguas frías como el salmón y el bacalao se alimentan de una alga marina rica en DHA y les proporciona ese valor nutrimental. También la mujer lo produce, de forma natural en su leche, materna y en ello muestra la importancia que tiene para los bebés.

El DHA Ácido graso Omega 3 estructural (como un bloque de construcción) del cerebro, ojos y de otros tejidos del sistema nervioso. Es especialmente importante para el pleno desarrollo del sistema nervioso del recién nacido; mientras que en los adultos contribuye a mantener en buen estado el sistema cardiovascular.

Las neuronas espejo

Se denominan neuronas especulares o neuronas espejo a una cierta clase de neuronas  que se activan cuando un animal o persona desarrolla la misma actividad que está observando ejecutar por otro individuo, especialmente un congénere.

Las neuronas del individuo imitan como “reflejando” la acción de otro: así, el observador está él mismo realizando la acción del observado, de allí su nombre de “espejo”. Tales neuronas habían sido observadas en primer lugar en primates, y luego se encontraron en humanos  y algunas aves. En el ser humano se las encuentra en el área de Broca  y en la corteza  parietal.

En las neurociencias  se supone que estas neuronas desempeñan un importante rol dentro de las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, tales como la empatía  (capacidad de ponerse en el lugar de otro) y la imitación.

Fueron descubiertas por  casualidad por Giacomo Rizzolatti  y su equipo de la Universidad de Parma  mientras realizaban estudios con monos sobre que sistemas de neuronas intervenían en cada movimiento.

La actividad psíquica es el fundamento que permite la realización del hombre como persona. Las sensaciones y percepciones, la conciencia, el conocimiento, la memoria, las emociones, el lenguaje, la autoimagen y nuestra condición de sujetos psíquicos, el pensamiento, los planes de acción y el sentido de la vida, la identidad personal y social, todo lo que somos como personas, nuestra vida y comportamiento, dependen de las redes neurales: del sistema de los sentidos y de los diferentes módulos cerebrales, del cerebro antiguo y moderno, que actuando como sistema integrado, holístico, producen todas las funciones psiquicas

Hoy en día el descubrimiento de las llamadas “neuronas espejo” constituye un factor importante que permitirá aportar nueva luz para entender cómo la red neuronal “refleja” el mundo, la autoimagen y la imagen de la mente de los otros en la producción evolutiva de un comportamiento social.

Somos espejos de lo otros, por eso nos reflejamos en otras personas y podemos entenderlas o entender ciertos comportamientos que a primera vista nos parecen ajenos.

El poder de la risa

La risa es una modalidad expresiva, propia de la especie humana. Es un arma poderosa de comunicación.


Nos proporciona beneficios positivos para el organismo.
Reír es la mejor fuente de endorfinas, pues este mecanismo tiene efectos sobre la química del cerebro y sistema inmunitario .El simple hecho de reproducir el gesto de una sonrisa ya produce endorfinas , por un engranaje similar al que nos hace segregar saliva con sólo pensar en una buena comida.

La risa como fuente de salud ya aparece en la Biblia, donde es posible leer: ”Un corazón alegre es como una buena medicina, pero un espíritu deprimido seca los huesos”.
La filosofía China del Tao, por su parte también practica la risa un viejo consejo Chino dice que para estar sano hay que reír treinta veces al día.

Otros beneficios, que nos proporciona el poder de la risa:

• 20 segundos de risa equivalen a 3 minutos de ejercicio constante en el gimnasio.

• Los músculos de la cara, tórax y abdomen se relajan y se contraen con gran velocidad, mejorando su tono.

• Cuando reímos y nos divertimos sanamente, nuestros ojos adquieren un brillo característico, aumentan las secreciones lacrimales, de orina y saliva, que son reguladas por el sistema nervioso.

• Se normaliza la presión sanguínea. El corazón aumenta su frecuencia y es capaz de bombear de 140 a 210 mililitros de sangre por minuto, cuando lo normal son 70. Los pulmones movilizan el doble de aire (12 litros, en lugar de los 6 litros habituales).

• Lo que contribuye a una mejor oxigenación del organismo. Y por si fuera poco, la risa es un activador metabólico, que provoca la liberación de adrenalina, favoreciendo la perdida de calorías.

Sonríe y siempre verás todas sus situaciones con otro matiz y otro punto de vista. Mantente siempre feliz.

La física cuántica sustenta la existencia del alma.

Gracias a la física cuántica podemos aprovechar y valorar,  la parte derecha de nuestro cerebro, es decir, lo intuitivo, la percepción, lo emocional, lo fenomenológico (intangible)  son parte de nuestras habilidades y potencialidad. Si solo reconocemos lo racional (la parte izquierda del cerebro), el mecanicismo, lo material, estamos a la mitad, incompletos , somos mucho mas que raciocinio.

Nos antecede 200 años de mecanicismo (Leyes de newton), las ciencias se estancaron en lo racional, sin embargo en 1919 se amplía la ciencia.

Albert Einstein postuló que todas la formas de radiación electromagnética pueden parecer no sólo en forma de onda, sino también en “quantos” Estos paquetes de energía, han sido aceptadas como auténticas partículas. Los físicos también han descubierto que la materia es totalmente mutable y que a nivel subatómico, no hay certidumbre de que la materia exista en lugares definidos, sino más bien, muestra cierta tendencia a existir y todas las partículas se pueden trasmutar en otras. Se pueden crear a partir de la energía y convertirse en otras partículas, cuando y como sucede esto, no lo sabemos aún con exactitud, sin embargo, sabemos que ocurre continuamente.

En la actualidad, en el terreno científico de la Física Cuántica, que estudia la composición y funcionamiento de las partículas más pequeñas de la materia , se plantea que nuestro universo está conformado por energía y electromagnetismo.

Con los aceleradores de partículas, se han descubierto unas más pequeñas que los átomos y son conocidas cómo sub-atómicas. Estas están configuradas únicamente de energía por lo que se podría decir prácticamente no existen en el mundo material. Los científicos de esta disciplina dicen que son tan pequeñas que es imposible verlas y se conoce su existencia por el rastro que dejan en los aceleradores de partículas. Se caracterizan porque parecen existir solamente cuando son observadas. Es decir, que cuando se toma la decisión de ver una partícula la onda de energía invisible se convierte en una entidad concreta o sólida. Este efecto es provocado por el observador que la dirigir su atención, crea una onda, produciendo la realidad que es conocida cómo partícula, sólida o mundo físico. Estos científicos creen que el observador es el creador de la masa física del Universo.

El cuerpo que llamamos físico es en realidad un conjunto de partículas y debido a esto, está sujeto a las leyes de la energía y el electromagnetismo. Estos científicos dicen que los electrones pueden comportarse tanto como partícula sólida, o también cómo “onda de energía invisible”.

Y en este último caso, parecería que no existieran, son invisibles y existen únicamente cómo “campo de probabilidades”. Ya que solamente cuando los electrones están siendo observados, el campo de probabilidades se colapsa y las partículas se perciben cómo materia sólida.

¿Que sentido e importancia tiene la toda esta información ?

Pues implica una nueva forma de mirar la realidad, en éste siglo se están gestando nuevos paradigmas científicos, que nos permiten entender, mejor las emociones, la intuición, la telepatía, que no toda la realidad es meramente física, que somos energía, que los pensamientos lo son también, que la existencia del alma puede ser entendida en términos  de ésta nueva ciencia.

Que el fin no llega con la muerte, si somos energía y esta no se destruye sino que se transforma, llegando a ser parte de algo nuevo o diferente, que regresamos a la fuente que nos creo, claro que ésto no nos libera de la responsabilidad de como vivimos esta vida cociente y la consecuencia de nuestros actos.

También para aquellos que han vivenciado a las Constelaciones Familiares, podrán entender como es posible que las personas pueden recibir información de alguien que no conocen y con ello el El terapeuta  pueda apoyar a la persona que pide ayuda a liberarse de sus dificultades de vida

Y otras muchas interrogantes del mundo de lo intangible, que los científicos no actualizados, niegan porque no han sido probados en un laboratorio, alejando una realidad  no comprobable con métodos viejos y caducos de los científico y limitando la a la metafísica o a la religión, como si por ese solo echo no existieran, como lo es al alma, las emociones etc.

Como podemos meditar con las manos

Los Mudras, son posturas que sirven como símbolos para apoyar la meditación y la oración. Se utiliza para orar a los Seres Superiores y Maestros Ascendidos que trabajan por nuestro bien y nuestro crecimiento espiritual.

Los Mudras son gestos o posiciones, normalmente de las manos, que guían los reflejos y el flujo de energía al cerebro. Doblando, cruzando, estirando y tocando los dedos y las manos, Podemos hablar con el cuerpo y la mente, dado que cada área de la mano está relacionada con cierta parte de la mente o el cuerpo. Para estimular estas partes, con cada mudra se ejerce la suficiente presión como para sentir el flujo de la energía a través de los ^nadis^ (canales energéticos) que recorren, en este caso por los brazos hasta la parte del cuerpo a tratar.

Los mudras llevan al individuo a un estado mental de meditación, alejando los estímulos físicos externo de su atención.
Con los mudras se desarrolla el poder de percibir las corrientes de energías internas (Ki -Prana-Chi) dentro del cuerpo sutil y con el tiempo se logra controlar esa energía a voluntad. Esto da la posibilidad de llevar la energía a cualquier parte del cuerpo que necesite más vitalidad y en caso de manifestar alguna enfermedad, ayuda a restablecer el flujo normal de energía (autocuración).
Con el tiempo los practicantes pueden desarrollar la capacidad de llevar su propia energía a otras personas por medio de los Mudras, o también reactivar la energía de otros seres.

Según la teoría Hindú, la mano izquierda es pacificación, la mano derecha es discernimiento. En la mano izquierda se representa la concentración y en la derecha la sabiduría.

Cuando uno saluda de mano sin saberlo se esta compartiendo un mudra, se une la sabiduría de ambas personas, en ese simple apretón de manos.

Al levantar la mano y despedirse con la mano derecha  abierta, se le esta manando bendiciones aquel que se saluda.

La importancia de tener inteligencia emocional

La Inteligencia Personal: Está compuesta a su vez por una serie de competencias que determinan el modo en el que nos relacionamos con nosotros mismos. Esta inteligencia comprende tres componentes cuando se aplica en el trabajo:

• Conciencia en uno mismo: es la capacidad de reconocer y entender en uno mismo las propias fortalezas, debilidades, estados de ánimo emociones e impulsos, así como el efecto que estos tienen sobre los demás y sobre el trabajo. Esta competencia se manifiesta en personas con habilidades para juzgarse sa sí mismas de forma realista, que son conscientes de sus propias limitaciones y admiten con sinceridad sus errores, son sensibles al aprendizaje que poseen un alto grado de autoconfianza.

• Autorregulación o control de sí mismo: es la habilidad de controlar nuestras propias emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo, de responsabilizarse de los propios actos, de pensar antes de actuar y de evitar los juicios prematuros. Las personas que poseen esta competencia son sinceras, integras, controlan el estrés y la ansiedad ante las situaciones comprometidas y son flexibles ante los cambios o las nuevas ideas.

• Automotivación: es la habilidad de estar en un estado de continua búsqueda y persistencia en la consecución de los objetivos, haciendo frente a los problemas y encontrando soluciones.

Esta competencia se manifiesta en las personas que muestran gran entusiasmo por su trabajo y por el logro de las metas por encima de la simple recompensa económica, con un alto grado de iniciativa y compromiso, y con gran capacidad optimista en la consecución de sus objetivos.

La Inteligencia Interpersonal: al igual que la anterior, esta inteligencia también está compuesta por otras competencias que determinan el modo en que nos relacionamos con los demás:

• Empatía: es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar, y responder correctamente a sus reacciones emocionales. Las personas empáticas son aquellas capaces de escuchar a los demás y entender sus problemas y motivaciones, que normalmente tienen mucha popularidad y reconocimiento social, que se anticipan a las necesidades de los demás y que aprovechan las oportunidades que les ofrecen las personas.

• Habilidades Sociales: es el talento en el manejo de las relaciones con los demás, en saber persuadir e influenciar a los demás. Quienes poseen habilidades sociales son excelentes negociadores, tienen una gran capacidad para liderar grupos y para dirigir cambios, y son capaces de trabajar colaborando en un equipo y creando sinergias grupales.

Por último, al contrario de lo que ocurre con el coeficiente intelectual, la inteligencia emocional no se establece al nacer, sino que se puede crear, alimentar y fortalecer a través de una combinación del temperamento innato y las experiencias de la infancia. Por lo tanto, desde niños se deberían aprender nociones emocionales básicas.