El pensamiento sistémico

En los últimos años y en relación al desarrollo acelerado de la tecnología moderna y de nuevas líneas de pensamiento que han surgido, por la necesidad que se genera de la globalización, se han tenido que desarrollar muchas metodologías para el análisis y resolución de problemas en las empresas y organizaciones. La mayor parte de ellas se basan en modelos muy complejos con un pensamiento lógico y racional.

Desde el siglo XX en que la verdad se mira solo desde lo racional y lineal como la única verdad posible.

Este pensamiento exclusivamente racional tiene muy poco tiempo, si comparamos  las 7,500.00 generaciones que existieron antes que la nuestra: Las personas que nos anteceden, los antiguos moradores de nuestro planeta tierra no pensaban así,  para sobrevivir se vieron en la necesidad de analizar los problemas como un todo en base a las varias ciencias y filosofías existentes.

En el transcurrir del tiempo, se puede apreciar la ineficiencia de algunas metodologías, que se convirtieron en paradigmas excepcionales, pero que solo miran parte del problema, dejando a un lado de todo el sistema, por lo que urge la utilización de un nuevo paradigma.

El pensamiento sistémico aporta una manera diferente de análisis. El mirar al sistema como un todo, no separado entre sus elementos, sino interconectado en cada una de sus partes e interrelacionado entre ellas y con el sistema en su conjunto. Es decir sistema  “es un conjunto de elementos interconectados entre si, en una continua relación de cambio”. Todos los sistemas en que el hombre sea parte tiene esa característica (familia, amigos, grupos, clubes, empresas, organizaciones, gobierno, universidades etc.).

Así, es como empiezan a emerger nuevas formas de pensamiento y nuevas formas de ver los problemas, no solo desde el lado izquierdo del cerebro (racional, numérico) sino también del lado derecho, utilizando la intuición u otras formas de acceso a la información, de tal suerte que podamos tener mayor información, utilizada para llegar a una solución de una forma rápida y eficaz. Este nuevo paradigma sistémico busca formas sencillas e intuitivas de entender los problemas, “hablando” un idioma sencillo”

¿Qué es pensar y mirar sistémicamente?

Es tener conciencia de que no somos individuos aislados, mantenemos una interconexión constante con otras personas y sistema o subsistemas.

 La idea de «partes interrelacionadas» (o subsis­temas) implica que, si bien los sistemas pueden ser descompuestos y analizados en sus componentes, solo se llega a la esencia de los mismos cuando se to­ma el sistema en su totalidad. Se puede diseccionar un ratón de laboratorio para entender cada una de sus partes, pero ese ratón diseccionado no tiene na­da que ver con el ratón vivo. Lo cual implica que pa­ra comprender un sistema se tiene que estar dis­puesto a trascender y no solo a analizar o integrar las partes individuales para encontrar al sistema en su conjunto con toda su complejidad.

El enfoque sistémico nos obliga a dar un paso atrás y acoger la totalidad. Cuando uno empieza a pensar sistémicamente deja atrás preguntas del tipo, « ¿quién tiene la culpa?» o « ¿quién empezó?», por­que se da cuenta que de que la causalidad en los sis­temas no es lineal sino circular. Si alguien dice: «Es que yo tengo que hacerlo todo para lograr ventas»; el otro o los otros le pueden responder: «Porque no sabes delegar»; ¿Por qué tanto estrés? ¿Por qué solo alcanzamos el mínimo de objetivos en ventas?, ¿Cómo solucionar?. Entonces uno aprende a dejar a un lado la búsque­da del culpable y, más bien, se pregunta « ¿qué está pasando aquí?», y empieza a ver el conjunto en tér­minos de globalidad, esquemas, dinámicas que se repiten. Y poco a poco se desarrolla esa visión, parecida a la del «ojo mágico»: en medio de una realidad plana donde no parece descubriese nada, se empieza a entrever una imagen, en tres dimensiones…

Lo siguiente es mencionar algunos elementos esenciales del mirar y pensar sistémicamente.

  1. Todo grupo de seres humanos puede ser con­siderado un sistema social. Un sistema social se caracteriza por las relaciones  entre  sus miembros.
  2. Cada miembro experimenta un estado par­ticular del sistema de manera diferente.
  3. Los sistemas cambian constantemente: si una parte del sistema cambia, todo el sistema pue­de cambiar.
  4. El comportamiento de un miembro del siste­ma es el resultado de su adaptación a todos los influjos internos y externos y, desde su punto de vista, es el apropiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s