Decretos para sanar enfermedades de las vías respiratorias

En el origen de todas las enfermedades en las anginas, bronquitos, cáncer, depresión. Epilepsia, infarto leucemia hay en la vida del  paciente, un acontecimiento particular vivido como un trauma: separación afectiva, ofensa, despido, la muerte de un familiar, un diagnostico médico fatal…Un evento vivido de modo dramático, inesperado y conflictivo, en soledad y sin posibilidades de una solución satisfactoria

 Muchos de los pacientes que acuden a sus centros de salud, reciben una atención fallida. ¿Fallida por qué? Porque la medicina atiende todo aquello relacionado con lo orgánico, y desconoce o no puede atender lo relacionado con lo psíquico. Abordar la psicosomático parece más una cuestión de moda que científica. Lo psíquico juega un papel inevitable y obviarlo es descuidar aspectos fundamentales del paciente y de la génesis de la enfermedad.

El término psicosomático, según lo define la medicina, tiene muy poca precisión: proceso psíquico que tiene influencia en lo somático. Según un ejemplo citado en el libro “Psicoanálisis y Medicina”, podríamos preguntarnos lo siguiente: ¿ruborizarse no es acaso un hecho psíquico que produce un cambio somático visible, aunque transitorio? La medicina científica, aunque reconoce la importancia de los procesos emocionales en la aparición y desarrollo de la enfermedad, descartó la investigación en este campo por considerar que dichos factores son variables imposibles de estudiar metodológicamente.

El término psicosomático se puede definir como el proceso psíquico (relacionado con el Alma) que tiene influencia en somático (relacionado con el cuerpo).

La medicina reconoce la importancia de los procesos emocionales en la aparición y desarrollo de algunas enfermedades, pero este extremo es difícil de cuantificar y precisar por depender de factores y variables difíciles o imposibles de estudiar con el método científico.

Ejemplos de procesos psicosomáticos son:

  • El rubor, es un hecho psíquico que conduce a un cambio somático visible y evidente.
  • La hipertensión arterial, ante situaciones de estrés.

Los órganos más expuestos a enfermedades en el invierno son  los de las vías respiratorias, hay mucha alegría en las festividades navideñas y de fin de año, sin embargo también hay mucha melancolía y emocionalidad, son fechas de reflexión de término de un ciclo, un año más y un año menos en nuestra posibilidad de vida, que nos lleva a estados anímicos diversos.

Hay partes sin las cuales podemos vivir o sobrevivir, como el bazo, la vesícula biliar, los brazos y órganos esenciales para el mantenimiento de la vida. Sin los pulmones, sin los alvéolos pulmonares que permiten que el oxigeno penetre en nuestro cuerpo donde es utilizado en los diferentes operaciones de oxigenación es imposible sobrevivir. El conflicto relativo a los pulmones es el temor arcaico y visceral a morir, de no poder respirar, de morir ahogados, de carecer de la bocanada de aire.

Les comparto decretos sanadores para las diferentes afecciones de las vías respiratorias:

TOS: Soy visto y apreciado por mí mismo, me amo, me apapacho

 BRONQUITIS: Declaro la paz y armonía en toda mi vida y en todo lo que me rodea. Todo está bien

ENFISEMA: Es mi derecho vivir la vida plenamente y decir todo lo bueno que deseo. Me amo

NEUMONÍA. Tomo libremente las ideas de mi ser y me lleno con su aliento y sabiduría. Este instante es nuevo y lo gozo.

GARGANTA. Abro mi corazón y me expreso en amor. Si existe algo que no puedo razonar, lo suelto.

DOLOR DE GARGANTA: suelto todas mis restricciones y me expreso en amor. Puedo decir lo que siento en armonía.

AMIGDALITIS: Es mi derecho divino, tener todo lo bueno que deseo. Pido aquí y ahora lo que necesito con amor y viene a mí fácilmente.

LARINGITIS. Soy libre de hablar aquello que deseo. Puedo hablar en mi paz y tranquilidad. Es seguro expresarme. Soy mi propia autoridad.

NUDO EN LA GARGANTA: Estoy seguro, sé que la vida está aquí para que yo la disfrute.

ADENOIDES: Este niño es deseado y muy amado.

SINOSITIS: Vivo sólo aquí y ahora. De mi pasado aprendo, sigo y recuerdo sólo lo bueno. Todo lo que me rodea es bueno y bello.

MORMADO: Diferencio con claridad mis experiencias.

NARIZ TAPADA. Me amo y me aprecio. Inhalo pensamientos de entusiasmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s