La memoria y la energía celular

ves, la Vida es inteligente.

La Vida es todopoderosa.

Y la Vida está buscando expresarse

Siempre y en todo lugar.

Aún más, nunca está satisfecha;

Está constantemente buscando

Una expresión mayor y más completa.

Desde el momento en que un árbol deja de crecer,

Busca dondequiera que sea nuevas formas de

Expresarse mejor.

Desde el momento en que tú dejas de expresar

Más y más Vida,

Desde ese momento la tuerza de la Vida

Comienza a buscar alrededor

Nuevas y mejores salidas.

Anónimo

En mi práctica profesional  me he percatado de que estamos hechos de la misma sustancia que toda la creación. Todo mi trabajo ha estado dedicado a acompañar a los demás y a acompañarme  a mí misma a sanar la desconexión interior y ancestrales es decir nuestros orígenes biológicos y más remotos, somos descendientes de la misma célula primigenia y somos producto de la misma fuente creadora.

La célula es una máquina muy compleja y evolucionada, y los registros fósiles más antiguos, que datan de varios miles de millones de años atrás, muestran organismos con estructuras que no son muy diferentes de las versiones modernas. Por lógica, estas sofisticadas estructuras celulares tuvieron que evolucionar a partir de un progenitor menos complejo, pero la falta de evidencia fósil de esa “célula primigenia” o protocélula representa el más importante eslabón perdido de la evolución de la vida.

El profesor Stephen Mann y sus colegas de la Escuela de Química de la Universidad de Bristol han abordado ahora este enigma recurriendo al diseño de un sistema químico que espontáneamente se organiza en microgotas que contienen agua, y que además albergan la molécula generadora de energía celular, el trifosfato de adenosina (ATP), y un polímero corto de lisina, un aminoácido natural.

Se trata de un sistema químico que quizá represente el modelo de protocélula más simple en la posible historia de la formación de células en un pasado remoto de la Tierra.

Además también la nueva ciencia la física cuántica fundamenta nuestra naturaleza de energía de luz. Piensa por un momento en el hecho de que estamos enteramente hechos de energía de energía pura. Afortu­nadamente, gracias a las investigaciones hechas en los úl­timos cincuenta años, estas ideas han sido expuestas, acla­radas y desarrolladas de diversas maneras por muchos in­vestigadores. En las últimas décadas, la comunidad cientí­fica, y los físicos cuánticos en especial, han descubierto y anunciado al mundo que materia y energía son manifesta­ciones de lo mismo en diferentes grados de densidad, y que todo lo que existe dentro de un gigantesco cam­po vibratorio electromagnético. También se ha observado que, al reducir cualquiera de las células que forman el cuerpo humano al nivel del átomo, se encuentran simple­mente madejas de energía. Los científicos también obser­varon que, en el nivel de las partículas que la conforman, el 99,99% de lo que llamamos materia es simplemente es­pacio vacío. No importa cuán denso sea el objeto de estu­dio, la mayor parte es espacio vacío por lo tanto somos hermanos, por ser descendientes de la misma célula y de la misma fuente de energía creadora, si todos los seres humanos hiciéramos conciencia de ello acabarían las guerras, la intolerancia a lo diferente, la violencia y podríamos convivir en paz sobre la faz de la tierra, recordando que somos hermanos junto con toda la creación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s