Diciembre el mes para encontrar tu verdadera escencia

Este mes corresponde a la puerta del Oeste, según la tradición indigena de la rueda de la medicina, relacionada con los cuatro puntos cardinales, de acuerdo a la Kabala en la tradición judaica, el Arcángel Rafael es el guardián de ésta puerta y del otoño,  Rafael significa la Presencia de Dios. Para el cristianismo es el advenimiento de Jesús niño, sin embargo también del Jesús adulto, que representa la parte madura de la humanidad, la época en que él se prepara para morir en la cruz, coincidiendo con el fin de de la rueda de la vida, el invierno, la muerte, la obscuridad, como cuando estamos en medio de una noche oscura del alma en donde somos capaces de reconocer amorosamente nuestros defectos. Si podemos rendirnos ante esa parte que no nos gusta de nosotros  mismos, es seguro que surgiera un renacimiento, de ahí que el festejo del nacimiento del niño dios es en este mes, como promesa de una nueva vida, del nuevo año.

Como lo describe la biblia, a medida que avanza la historia de Jesús, él como el resto de  nosotros, tenía que enfrentar y vencer la parte humana de su ser que guarecía la oscuridad interior para poseer por completo la luz, al trascender la tentación en el desierto en su encuentro con el Gran tentador “Si eres el Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en hogazas de pan” Jesús respondió: “El hombre no vivirá sólo de pan, sino de todas las palabras que salgan de boca de Dios”. Todos los místicos hablan de padecer la “noche oscura del alma” y el penoso proceso  de liberarnos de los demonios interiores. La noche obscura es una prueba de fuego o, en las palabras de Stephen Mitchell, restregar el corazón con estopa de acero. Es una confrontación con la sombra,   Carl Jung tambien estudía en los manuscritos gnósticos el sentido de  la sombra del ser, cuando una serie de sueños, que analizo en su autobiografía, Memories, Dreams and Reflections (Recuerdos sueños y pensamientos), reveló las semejanzas del crecimiento del alma atravesando el umbral de la oscuridad para llegar a la luz interior, la verdadera esencia del ser dejando el pasado doloroso que nos ensombrece para un  nuevo día, un nuevo ciclo.

¿Usted conoce su oscuridad o se aparta de ella? ¿Se avergüenza o esta dispuesto amarse tal y como es para encontrar su verdadera fuerza interior?  ¿Dejará en este año atrás el umbral obscuro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s